miércoles, 4 de marzo de 2015

Sopa de almejas


Parece que por unos días nos vuelve el frío al Mediterráneo, así que no queda más remedio que volver a los platos de cuchara, que por otro lado tanto me gustan. De todas maneras no hace falta buscar escusas para hacer platos y sopas como las de hoy, si además os confieso que con ella he ganado el concurso de Condislife, de sopas y pucheros, pues que os voy a contar....


Las almejas no están tan presentes en mi cocina como deberían, ya que la verdad es que cada vez que las comemos, sea de la forma que sea nos encantan. Ya hemos puesto alguna receta con ellas, pero nunca la sopa de almejas que hace mi madre y que está simplemente de muerte.

- INGREDIENTES:

   300 gr de almejas frescas 
   5 tomates maduros
   1 zanahoria    
   1 hinojo fresco    
   1 zanahoria
   1 cucharada de mostaza
   1 litro de caldo de pescado de calidad
   1 hoja de laurel
   1/2 vaso de vino blanco
   2 cayenas (opcional)
   Cilantro o perejil fresco
   Aceite, sal y pimienta

- ELABORACIÓN: 

Picamos el hinojo en juliana mediana, los tomates y la zanahoria en dados pequeños. 

Limpiamos bien las almejas en agua con sal para que suelten la posible arena. Escurrimos y reservamos. 

En una olla baja y amplia ponemos el vaso de vino junto con la hoja de laurel y las almejas bien escurridas y limpias. Tapamos y dejamos que se abran a fuego medio. Vamos moviendo la olla de vez en cuando para ayudar a que se terminen de abrir. 

Cuando hayan abierto apagamos y reservamos. 

En una olla alta con un buen chorrito de aceite de oliva, pochamos el hinojo con una pizca de sal, cuando esté blando añadimos la zanahoria y dejamos a fuego medio un par de minutos antes de incorporar el tomate en dados y la cayena si queremos un puntito picante. 

Rehogamos el sofrito un par de minutos o tres para que se ablanden bien todos los ingredientes antes de incorporar la mostaza. Sofreímos un minuto y le añadimos poco a poco el caldo de pescado y dejamos tapado a fuego medio hasta que empiece a hervir. 

Añadimos entonces las almejas junto con el vino blanco y el caldo que hayan soltado. Eliminamos la hoja de laurel. 

Probamos el punto de sal y salpimentamos al gusto. Dejaremos a fuego medio un par de minutos para que se ensamblen todos los sabores. 

A la hora de emplatar espolvoreamos con un poco de cilantro o perejil picado. 


- MARIDAJE:

Un blanco fresco elaborado de la zona Ribeiro será estupendo.

- COSTE: medio. 
- DIFICULTAD: fácil.
- TIEMPO: 40 minutos. 
- CALÓRICO: perfecto entrante.