lunes, 27 de octubre de 2014

Tarta de natillas de chocolate


Qué vamos a pasar el fin de semana si os viene bien!,....uy genial me encanta, hace mucho que no nos vemos, ¿entonces cuando dices que llegaréis?.....en un par de horas si os parece.....perfecto!!!

Me encanta recibir visitas en casa y más si son de grandes amigos como es el caso de este fin de semana, pero también me gusta preparar las visitas con un poco más de tiempo y así poder meterme en la cocina o ir a la compra con las ideas claras. Como veis no he tenido tiempo de preparar nada con antelación, así que abrí la nevera y miré que podía hacer en sólo dos horas.


Vi que en la nevera tenía unas natillas de chocolate Dhul, siempre tengo, me encantan, son una de mis debilidades (si quieres conquistarme invítame a unas natillas jajajajjajajaja). También tenía masa quebrada (una de esas cosas que siempre tengo por qué te sacan de un apuro), así que me puse manos a la obra con una receta facilona (casi casi como yo también jajaja).


INGREDIENTES: 

   1 hoja de pasta brisa
   500 gr de natillas de chocolate
   1 cucharada de mantequilla
   6 hojas de gelatina (2 gr cada una)
   2 cucharadas de azúcar glacé (opcional)
   2 cucharadas de canela molida
   4 cucharadas de cacao amargo
   1 puñado de almendras fileteadas

- ELABORACIÓN:

Encendemos el horno a 200ºC.

Untamos un molde de horno con un poco de mantequilla. Lo forramos con la masa quebrada y lo pinchamos con un tenedor en toda la superficie para que no suba.

Metemos el molde en el horno unos 20 minutos, hasta que veamos que está ligeramente dorado por fuera. Sacamos y dejamos enfriar antes de desmoldar.

Ponemos las hojas a hidratar en agua fría.

En un cuenco grande ponemos 400 gr de natillas de chocolate y lo mezclamos con la canela molida y el azúcar glacé (opcional, dependiendo de como os gusten de dulce los postres). Mezclamos bien.

Calentamos los otros 100 gr de natillas, sin que lleguen a hervir.

Escurrimos bien las hojas de gelatina ya hidratadas y las metemos en las natillas calientes. Removemos bien hasta que estén bien disueltas y las añadimos al resto de natillas.

Vertemos con cuidado la mezcla sobre la pasta quebrada ya horneada y fría. Metemos en la nevera al menos un par de horas para que cuaje.

Sacamos de la nevera diez minutos antes de servir y espolvoreamos toda la superficie con cacao amargo en polvo y decoramos los bordes con almendra fileteada. Servimos a temperatura ambiente.

- MARIDAJE:

Un café es fantástico para este rico postre, si queremos un vino o licor yo escogería un licor de canela.

- COSTE: barato. 
- DIFICULTAD: fácil 
- TIEMPO: 2 horas. 
- CALÓRICO: las visitas y yo mismo nos lo merecemos...sin más.