jueves, 16 de abril de 2015

Tandoor, la cocina india modernizada


Hay restaurantes de los que no sabes el porque pero te sientes atraído desde el primer día. Esto es lo que nos ha pasado con el reformado hindú Tandoor. No se como ni cuando pero llegó hasta mi una imagen de un local en reformas en el que decían que estaban construyendo un nuevo restaurante. Desde aquel momento aquella foto me hizo sentirme intrigado y he seguido todo el proceso de creación y éxito de este local de tradición familiar que ahora ha vuelto modernizado y con un concepto más que interesante.

Iván Surinder es el chef y gerente junto con su madre de este moderno local. Este joven chef de padres hindús pero nacido en Barcelona, ha trabajado y se ha formado junto con Albert Adriá en el famosísimo Tickets durante un año antes de lanzarse de pleno a este proyecto. En su estancia aprovechó para coger varias pinceladas de modernidad y un concepto que vio que funcionaba, ser diferente, original y arriesgar, tres puntos básicos que sigue llevando día a día a su carta y que le han hecho en poco tiempo estar presente en las mejores revistas y obtener críticas maravillosas en las publicaciones gastronómicas de nuestra ciudad.

El concepto de Tandoor es de comida de mercado, intentando adaptar los platos a las temporadas de cada ingrediente, dentro de la amplísima oferta gastronómica de la cocina hindú, pero sabiendo en todo momento como adaptarse al paladar occidental. Las raciones son pequeñas, para que cada vez que vayas al restaurante te quede algo por probar y encuentres algo nuevo que llame tu atención.


Esta semana pasada le he hecho la tercera visita y esta vez acompañado de un grupo de foodies especial. Encabezados por la conocida Mj (simplemente un sol), Almudena Guisado de Canal Cocina (miss sonrisa bonita) y David Pallás (el hombre del chocolate) junto a un conjunto muy nutrido de amantes de la cocina, disfrutamos de una cena especial, por las risas, por la comida y por el buen rollo, además de poder disfrutar de un momento de conversación con Iván que es un solete.


- Ambiente: restaurante de gran tamaño con más de 300 metros cuadrados, donde existen tres ambientes diferenciados, la terraza-cocktelería (que será acristalada en breve), el restaurante propiamente dicho y un reservado para grupos grandes. Todos los ambientes están diseñados con un colorido muy llamativo. Diseño de la conocidísima Isabel Lopez ayudada por el estudio gráfico Outro, con estilo moderno-industrial donde el color de los manteles y los murales destacan sobre paredes blancas de ladrillo vista. Un ambiente tranquilo y nada ruidoso.


- Personal: todo el personal es de origen hindú y muy servicial. La madre del propio Iván está atenta a todo lo que pasa en el local y dispuesta a aclararte cualquier duda o ayudarte a la hora de hacer la comanda. Un personal eficiente, rápido y agradable, aunque siempre debería de ser así, no es tan fácil como parece.


- No te lo puedes perder: la carta tiene una pinta estupenda y los propios camareros son los que te aconsejan muy bien sobre el número de platos a pedir, ya que como he dicho antes, las raciones no son muy grandes y es mejor pedir platos para compartir en plan menú degustación.

   1- Vegetal Kebab: croquetas de verduras con mayonesa de menta. Frescas, sabrosas y muy ligeras.

  2- Malai Kabak: contramuslos de pollo deshuesados y marinados con yogur y cilantro. Simplemente fantásticos con ingredientes tan sencillos. Cocción en su punto en el tradicional horno Tandoor, que le da nombre al restaurante.

  3- Curry...el que quieras: he probado tres y no sabría con cual quedarme, el de pollo con leche de coco y anacardos buenísimo, el de langostinos suave y super sabroso y el de cordero con curry de madrás simplemente "pa chuparse los dedos"

   4- Sheek Kebab: rollitos de carne picada de cordero con aguacate y chutney de mango....sobran las palabras.

   5-  Kulfi de azafrán y canela: helado casero de azafrán con un toque de regaliz muy fresco, aunque yo soy fiel, lo que se dice fiel al Mango Lassi, un batido de yogur y mango que está divino.

 - Punto débil: de verdad, de verdad de la buena que no encontré ninguno.

- Carta de vinos: no muy extensa pero variada y con referencias que se salen de las habituales. Incluyendo vinos de la India, sencillos, pero perfectos para la comida del local. Precios razonables.

- Precio: depende un poco del hambre con la que vayas pero se puede comer muy bien entre 20-35 euros por persona, con bebida y postre incluido.

- Localización: calle Aragón 8, muy cerca de Plaza España y el metro Tarragona. Ver Google maps.

- Reserva: preferible los fines de semana.

- Página web y teléfono: 934 25 32 06.  www.restaurantetandoor.com

- Opinión general: 9/10

Un hindú de carácter moderno, fresco y con un cocinero que sabe lo que hace y conoce perfectamente el material con el que trabaja, para ofrecerte en todo momento una propuesta actual, sabrosa y elegante.